Las 6 “D” de las Tecnologías Exponenciales
Las 6 “D” de las Tecnologías Exponenciales
La innovación impulsada por las tecnologías exponenciales se potencia cuando éstas se combinan y conectan negocios y personas.

La evolución tecnológica de la humanidad ha sido continua desde el comienzo de la historia. Esto permitió el progreso de la civilización, con enormes saltos particularmente en las diferentes revoluciones industriales. Hoy nos encontramos atravesando lo que llamamos la Revolución Digital, con un crecimiento exponencial de las tecnologías nunca antes visto. Tecnologías muy avanzadas se encuentran más accesibles que nunca, y las barreras entre lo físico y lo digital se hacen cada vez más difusas.

 

¿Qué son las tecnologías exponenciales?

 

En 1965 Gordon Moore, cofundador de Intel, predijo que la informática aumentaría su potencia y disminuiría su costo relativo a un ritmo exponencial, duplicando su capacidad de procesamiento cada 18 meses. Este principio, llamado “Ley de Moore”, se cumple a rajatabla desde su enunciación, y explica cómo la tecnología se vuelve cada vez más accesible a la vez que resuelve cada vez más problemas, abriendo la puerta a nuevas oportunidades. La Ley de Moore es considerada la regla de oro en la industria de la informática, y es la base para explicar el desarrollo de las tecnologías exponenciales.

Las tecnologías exponenciales son aquellas que duplican periódicamente su capacidad y aplicaciones, a la vez que reducen su costo. Son capaces de resolver cada vez más situaciones y están siendo cada vez más usadas en diferentes organizaciones de todos los rubros. Son tecnologías disruptivas, capaces de cambiar modelos de negocio, y aumentan su potencial cuando se combinan entre sí de manera innovadora.

Entre ellas se destacan la informática, la computación en la nube, la impresión 3D, la robótica, la inteligencia artificial, la nanotecnología y los drones. No son necesariamente “nuevas” tecnologías, pero recién ahora tienen el desarrollo necesario para que su rendimiento y su precio permitan su uso en el mundo real, solucionando problemas concretos y cotidianos.

 

Las 6D de las tecnologías exponenciales

 

Dominar las tecnologías exponenciales para impactar positivamente en la vida de las personas, logrando además el crecimiento de la empresa, requiere entender su ciclo de crecimiento, definido como “Las 6D de las tecnologías exponenciales” por Peter Diamandis y Steven Kotler:

 

1. Digitalización: Cuando un producto se digitaliza, se puede replicar, transmitir y compartir a un costo marginal cada vez más cercano a cero, y entra en lo que podemos llamar la curva del crecimiento exponencial.

 

2. Decepción: Al comienzo del crecimiento exponencial, la duplicación de números será aparentemente plana. Esto puede ser decepcionante, pero es importante comprender que es así como funciona la exponencialidad. Así como las tendencias exponenciales crecen muy lentamente al principio (0.1 nos lleva a 0.2; y esto nos lleva a 0.4), después de la primera etapa crece a pasos agigantados (10 pasa a 20, 20 a 40, etc).

 

3. Disrupción: Ocurre cuando el producto digitalizado supera a su par analógico en eficiencia y se vuelve más económico. Esta nueva tecnología ingresa en la competencia y en poco tiempo supera, y hasta elimina, a sus equivalentes más antiguos, que no pueden competir en prestaciones, accesibilidad y costos.

 

4. Desmaterialización: Los productos empiezan a convertirse en bits. De a poco, lo físico se borra de la ecuación, volviéndose más simple, accesible y cómodo. Las herramientas físicas pierden valor, y aumenta el valor de los entornos virtuales y en la nube.

 

5. Desmonetización: Una vez que un producto se desmaterializa, replicarlo y retransmitirlo pasa a tener un costo cercano a cero, lo que lleva a su eventual

desmonetización. El dinero sale de la ecuación al volverse la tecnología más barata o gratuita. Así como la desmaterialización implica la evaporación de los bienes físicos, la desmonetización representa la evaporación del costo de dichos bienes.

 

6. Democratización: Mientras más desmaterializado y desmonetizado sea un producto, mayor alcance y disponibilidad tendrá. Una vez que algo puede digitalizarse, más y más gente podrá tener acceso, y deja de estar disponible solo para las grandes corporaciones.

 

Este proceso es una reacción en cadena y representa la progresión de las tecnologías exponenciales, que pasan a satisfacer cada vez más necesidades para cada vez más personas. Son un mapa del desarrollo tecnológico que presenta innumerables oportunidades.

La llegada de las tecnologías exponenciales, y la velocidad con la que éstas están generando cambios en la sociedad, lleva a replantear muchos paradigmas, y, paradójicamente, le agregan más valor todavía a aquellos procesos en los que la inteligencia artificial y la robótica no tiene incidencia.

La innovación impulsada por las tecnologías exponenciales se potencia cuando éstas se combinan y conectan negocios y personas. Hoy están al alcance de cada vez más gente, lo que lleva a la sociedad a cambiar sus hábitos. El crecimiento exponencial modifica el presente y, sobre todo, redefine el futuro.